Translate

dilluns, 18 de maig de 2020

¿Quién era Gaietà Ripoll?

Cayetano Antonio Ripoll (Solsona, 1778-Valencia, 1826) fue maestro de escuela en Valencia. Acusado de no creer en los dogmas católicos, fue condenado a muerte por hereje en Valencia y ahorcado el 31 de julio de 1826. Se ha afirmado que fue la última víctima de la Inquisición española, aunque no fue condenado por el Santo Oficio (porque en 1826 no existía, ya que no había sido restablecido por Fernando VII tras el fin del Trienio Liberal), sino por la Junta de Fe de la diócesis de Valencia, que había sido creada por el arzobispo Simón López para que ejerciera las funciones del extinguido tribunal. El proceso y ejecución de Cayetano Ripoll causó un gran escándalo en toda Europa, aunque en España quedó casi oculto debido a la censura de prensa. Fue el último ejecutado en España por el llamado delito de herejía, mientras que la última persona condenada a muerte por la Inquisición fue una mujer, María de los Dolores López, que en 1781 fue estrangulada a garrote vil en Sevilla y su cadáver arrojado a la hoguera.​

Este vídeo de 35 minutos ofrece los detalles de su procesamiento y asesinato.


4 comentaris:

  1. A propósito del artículo de Angel Villazón en Gaietá Ripoll 30/5

    Muy agradecido a quien tuvo la amabilidad de enviarme este texto.

    Se trata de un artículo muy necesario e interesante. Me pregunto por
    qué no se evitaron algunos errores sintácticos y ortográficos.

    Veo que el autor hace referencia al "subconsciente" como concepto
    freudiano. Presupongo que el autor sabe que (y por qué)
    "subconsciente" no es un término aceptado por Freud.

    En cuanto al ataque que sectores religiosos han instalado contra la
    teoría freudiana, invito a leer mi libro "Elogio del
    psicoanálisis"(*).

    Reitero mi agradecimiento.

    José Manuel Fernández Santana
    Abogado, escritor, fundador de la Unión Humanista y Ética de Suecia.

    (*) El Sr. Pdte. de AMAL en Madrid debe tener algún ejemplar. Si no,
    póngase en contacto conmigo.

    ResponSuprimeix
  2. Sobre Cayetano Ripoll:
    Creo que haber reproducido la información que aporta la Vaticanpedia,
    perdón, la Wikipedia es de por sí triste. Deberían facilitar Uds. el
    acceso a fuentes de información más serias. De todas maneras parece
    ser un nombre digno de ser recordado pero, desde luego, no era un
    ateo... sino un deísta, ¿me quivoco? Sus actitudes anticatólicas
    habrían obedecido, más que a un rechazo de la Religión Cristiana, a
    una convicción cristiana de tintes más...¿cuáqueros?

    Como víctima de la Religión debe ser recordado. Pero de ahí a darle su
    nombre a una publicación atea me parece discutible, habiendo españoles
    más favorecedores del ateísmo de los que muy pocos se acuerdan.

    J. M. Fernández Santana

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Hola José Manuel, gracias por tus comentarios, siempre son interesantes y provocan el debate de ideas. Si en alguna ocasión deseas publicar algún articulo en este blog me lo mandas, o si tienes algún comentario sobre la web de la asociación --ateus.org de Ateus de Catalunya y ateos.org de Unión de ateos y librepensadores -- lo tendremos en cuenta. Por cierto si el tema te interesa y quieres asociarte avisame.

      Respecto de tu comentario sobre el nombre de la revista deseaba explicarte que igual que las religiones evolucionan, el concepto actual de ateísmo es consecuencia de un largo proceso evolutivo. Lo que hoy entendemos por ateísmo podrá, dentro de 50 o 100 años parecer ridículo y desacertado a nuestros descendientes.
      Viene esto a cuento del nombre de nuestras revistas "Hypatia" y "Gaietà Ripoll" ambos racionalistas, amantes y defensores de la ciencia y de alguna manera disidentes de la religiosidad oficial en su época, lo que precisamente les costó la vida.
      Nosotros, como ateos, impulsamos los Derechos Humanos para todos los/as ciudadanos/as, sean ateos o creyentes, y por tanto combatimos a aquellos que asesinan a los que no comparten sus creencias, en este caso homenajeando a sus víctimas.

      Salud
      Albert Riba

      Suprimeix
  3. Su biografia retrata la sociedad de su tiempo...y nuestro pais!

    ResponSuprimeix